¿Quieres saber cual es el decálogo del abogado?

abogado en Málaga

Los abogados son profesionales cuyo objetivo fundamental es contribuir en la defensa de la Justicia.

Intervenimos en la resolución de conflictos judiciales y extrajudiciales y defendiendo los intereses de una de las partes en el litigio.

Al ser nuestro abogado en Málaga un profesional específicamente preparado y especializado en cuestiones jurídicas, podemos darle un enfoque adecuado de su problema legal.

Otra función básica de los abogados, además de intervenir en juicios, es la preventiva. Con un buen asesoramiento y correcta redacción de contratos y documentos, pueden evitarse conflictos sociales, de modo que no tengamos que actuar como mediadores extrajudiciales.

La actuación profesional del abogado se basa en los principios de independencia y libertad.

Luego, en las relaciones con el cliente, deben de primar principios de confianza y de buena fe para que el procedimiento legal salga perfecto.

No se preocupe por contarnos asuntos delicados o “espinosos” porque todo lo que nos diga está sujeto a secreto profesional.

El abogado de Bufete de Damas, despacho de abogados en Málaga, se debe a su cliente y, en primer lugar, antes de litigar le asesoramos correspondiente.

despacho de abogados Málaga

abogado de Bufete de Damas

Algunas de las especialidades más importantes que se ven en el ejercicio de la abogacía son: derecho civil, de familia, penal, comercial, laboral, tributario, administrativo, intelectual, ambiental y constitucional.

En el despacho, trabajan diferentes abogados que se especializan en cada rama de forma específica, de modo que podamos poner nuestra experiencia, dedicación y mayor conocimiento a su disposición.

Decálogo o mandamientos que rigen la actuación del abogado en Málaga

La genial obra del jurista uruguayo Eduardo Juan Couture Etcheverry no es únicamente válida para los abogados, sino para el ejercicio de cualquier profesión y para la vida misma:

  • Estudiar

El Derecho se transforma constantemente. Si no te adaptas, cada día serás menos abogado.

  • Pensar

A pesar de que el Derecho se aprenda estudiando, se ejerce pensando.

  • Trabajar

La abogacía es una ardua tarea que se pone al servicio de la Justicia.

  • Luchar

El deber de cualquier abogado es luchar por el Derecho, pero si algún día hay que encontrarse en un conflicto entre el Derecho y la Justicia, lucha por la Justicia.

  • Ser leal

Ser leal al cliente de modo que en ningún momento lo abandones, porque sería algo indigno de ti. También hay que ser leal con el adversario, aunque no lo sea contigo.

También ser leal para con el juez que ignora los hechos y debe confiar en lo que tu dices.

  • Se tolerante

Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que se tolere la tuya.

  • Se paciente

El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración.

  • Tener fe

Fe en el Derecho, el mejor instrumento para la convivencia humana; en la Justicia, como destino normal del Derecho; en la Paz como substitutivo bondadoso de la justicia.

Y, sobre todo, tenga fe en la libertad, sin la cual no hay paz, libertad, ni derecho.

  • Olvidar

La abogacía es una lucha de pasiones, no puedes ir llenando tu alma de rencor con cada batalla porque la vida se le haría imposible. Concluido el combate, olvida las victorias y las derrotas.

  • Amar la profesión

Hay que considerar la abogacía de tal modo que si su hijo le pide consejo sobre su destino, sea un honor recomendarle que se haga abogado en la provincia de Málaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *